Club de Conquistadores Zorro de las Condes
Asociación Metropolitana de Chile

Los datos presentados aquí son de responsabilidad de la directiva del club Zorro de las Condes
Zorro de las Condes

Zorro de las Condes

Conquistadores

  • Miembros 49
  • Directiva 39
  • Total 88

Datos del Club

Fundación

15/03/1980 (39 AÑOS)


Región

AMCH


Dirección

LUIS ZEGERS 130 - LAS CONDES
SANTIAGO - SANTIAGO
8330754


Reunión principal

SABADO
17:00:00


Clasificación

En sus inicios, la Iglesia Adventista de Las Condes, reunió a sus miembros en torno a las dependencias del Colegio Adventista. Cada departamento comenzó a funcionar, incluyendo el Club de Conquistadores, teniendo como primer director a Emiliano Vicuña.
Por mucho tiempo, sus actividades se centralizaron más en la organización del departamento de Jóvenes, con lo cual se vio disminuido el trabajo del Club de Conquistadores.
Los años pasaron, y no es hasta 1985, que un grupo de aproximadamente de siete miembros, tanto alumnos como profesores, se reunieron para retomar las actividades de un nuevo Club en el sector de Las Condes. Antonio Figueroa, Elizabeth Zeidan, Andrés Carvajal, Máximo Bellecia, José Luís Retamales, eran algunos nombres de aquellos que integraban las filas del nuevo club de conquistadores.
Todos juntos comenzaron a reclutar a una cantidad considerable de jóvenes y niños, que integraron las filas del club. De esta forma, se realizan las primeras actividades: salidas a terreno (San Ramón) y las primeras investiduras de clases progresivas, nivelándolos en la clase de Amigo.
Una vez consolidadas las actividades y por el paso de los años, las experiencias van haciendo crecer a cada miembro, los cuales van tomando las responsabilidades del líder, jerarquizándose por ende todo el club. Para entonces, ya van corriendo los meses del año 1986 y el club ya poseía una fuerte gama de miembros, que al llegar al año 1988, se disipan, quedando reducido a siete miembros fijos.
Ya estamos en el año 1989, el vació producido durante el año anterior, hace que las actividades decaigan considerablemente por la falta de miembros. Pero, unos pocos fieles, permanecen trabajando y perfeccionándose rápidamente en sus tarjetas progresivas y especialidades.
Ese mismo año, llega a la Iglesia de Las Condes, el pastor Jaime Fernández, quien solicita a Antonio Figueroa se haga cargo de la creación de un nuevo club para la iglesia, independiente del Colegio Adventista. De esta forma, Antonio Figueroa se convierte en el segundo director del Club.
Ya en el año 1990, se comienza a dar forma a las estructuras generales del club de Las Condes, tanto de la iglesia como del colegio. Antonio Figueroa, es investido de Guía Mayor, por el departamental de jóvenes y conquistadores, el Pastor Walter Flamenco, quien lo insta a organizar un espacio para los más pequeños de la iglesia. Se inician, entonces, las actividades del Club de Aventureros, a cargo de Mauricio Allel y Eduardo Latorre.
El club de Las Condes comienza a madurar y se hace conocido en la Asociación Metropolitana, conocida por entonces como la Asociación Central, lo que indica que el club debe crear un nombre que nos identifique: ZORROS DE LAS CONDES.
Los años `90 ya están corriendo y se aproxima un nuevo milenio, quedando atrás muchas dificultades y experiencias. Ya con un nombre que nos identifique, los Zorros de Las Condes es ahora más que un proyecto de club, sino que ahora es una realidad, la cual cada día crece con fuerza.
En torno a su nuevo nombre se escuchan otro que resuenan en el tiempo: Alas de Cóndor, Jaguar, Génesis, las primeras unidades. A su vez, era necesario que la voz de cada conquistador fuera representada, por ello nace ORION, unidad de los líderes, consejeros y capitanes de cada unidad y la directiva. Con ello, nacen nuevas propuestas y perspectivas fortaleciendo al club y a sus integrantes.
Con el correr de los años, los Zorros perfeccionan sus conocimientos prácticos, de especialidades, y tarjetas progresivas, además de aumentar sus filas considerablemente, naciendo nuevas unidades: Manatí, Aves de Fuego, y Puma.
Un periodo de aprendizaje rodeo al club durante muchos años y muchos cambios se dieron internamente en relación a las unidades y a sus líderes, y en el aire existía un aire de entusiasmo a todo el club. Aquella palabra cambiaría la historia de los Zorros y nos embarcaría en un gran viaje.
“Se realizará en Brasil, el II Camporee Sudamericano de Conquistadores, en la ciudad de Ponta Grosa del 10 al 16 de enero de 1994”. Esta información se corrió por todos los clubes de la Unión Chilena, y los Zorros se sintieron llamados. Todos querían ir y ser parte de este gran acontecimiento que se realiza cada 10 años en Sudamericana. Pero se debía pasar por muchas pruebas, y existían cupos limitados por cada unión y por ende por cada asociación.
Chile poseía una sola unión y cuatro asociaciones para ese entonces, a diferencia de Brasil con sus cinco uniones y una cantidad increíble de asociaciones. La tarea era larga y agotadora, si se quería tener un cupo se debía luchar con fuerza frente a las pruebas y requisitos que la Unión Chilena comenzaba a preparar.
Con el objetivo en mente, el club participa en sus primeras convenciones, destinadas a acumular puntaje para ganar los cupos para el Camporee. La “garra” utilizada por cada uno de nuestros conquistadores hace que los Zorros se hagan conocidos por nuestra Asociación y Unión, llegando comentarios hasta el mismísimo Brasil.
Se realiza un Pre-Camporee de Conquistadores de la Asociación Central fue vital para el futuro del club, al igual que el Campo Escuela de Guías Mayores donde participaron los líderes, compartiendo con los máximos dirigentes de Conquistadores de Sudamericana.
Entonces la historia se escribió, y nuestro club llego a obtener los cupos para participar de esta gran aventura: el Camporee Sudamericano de los Conquistadores.
De esta forma, la Orión, unidad de todos los líderes, comienza a preparar los detalles para el viaje, decidiendo aprovechar su participación para recorrer algunos lugares de Brasil.
Después de todas las pruebas superadas, el Camporee nos recibe con las puertas abiertas: “Na Trilha dos Pioneiros” “En la senda de los Pioneros” es el lema que encabeza este mega evento que reúne a todos los clubes de la División Sudamericana.
Seis días de encuentros, amistad, recreación y sana competencia que grabó en nuestros corazones para toda la vida el deseo de seguir siendo, para siempre, un conquistador
Se realizan cambios que afectan a algunas unidades, haciendo que algunas unidades cambien sus nombres, como es el caso de la unidad Manatí, que pasa a llamarse Koala, y desaparecen unidades como Puma.
Durante un mes de soportarnos mutuamente, pasando por diferentes experiencias y dificultades, pero las cuales nos ayudaron a crear un circulo de amistad cristiana que perdura hasta el día de hoy.
Inmediatamente después del Camporee, y una vez en Chile, un adormecimiento del club, produce que muchos miembros abandonen sus filas. Los Zorros pierden entre ellos, a algunos antiguos valores. Sin embargo, siempre queda un grupo que permanece en el tiempo fortaleciéndose cada día más y luchando por sacar a flote un gran club.
Por muchos años, el grupo de líderes que formaron los Zorros de Las Condes, fueron dirigidos por Antonio Figueroa, quien deja la dirección del club, pero también deja un grupo de líderes que serán sus nuevos dirigentes.
Con la preocupación de la junta de la Iglesia de Las Condes, es escogido el nombre de Andrés Carvajal como nuevo Director de Conquistadores. La preocupación de la Junta, se centraba que él y ninguno de los líderes eran Guías Mayores, un deseo que Antonio Figueroa anhelo siempre, investir a sus líderes como Guías Mayores.
A pesar de las muchas dificultades sufridas, el club salió adelante superando grandes pruebas, permitiéndole crecer por medio de aquellos que venían del Club de Aventureros.
Así los Zorros, a cargo de nuevos líderes, crean un clima de unión y compañerismo entre todos sus miembros, desde el más chico al más grande, enseñando a los capitanes, consejeros y también directores, la verdadera responsabilidad frente a los niños y las miradas atentas de los padres. Se crea una nueva unidad: Escorpión, y se cambia de nombre la unidad Aves de Fuego por Halcones. El 25 de diciembre de 1999, Andrés Carvajal y Fernando Aliste, en ese entonces como sub-Director, son investidos de Guía Mayor por el pastor de la Iglesia Fernando Bustos y los regionales Pedro Navea, Elizabeth Quiroga y Miguel Ángel Moreno.
Para aquellos que hemos sido parte de los Zorros de Las Condes, pasar por dificultades es casi natural. Cada prueba que debamos franquear, es un desafió de madurez y enriquecimiento.
El camporee Nacional de Conquistadores realizado en Picarquín 2001, fue una meta más para nosotros, una forma de crecer y vivir convencidos de que Dios es quien nos da la fuerza para salir adelante. También nos ayudó a crecer como tantas otras actividades como también represento cambios en las vidas de algunos de nuestros miembros. Algunos de ellos tomaron la decisión de dar un paso al lado, permitiendo que otros miembros asumieran como líderes y parte de la Orión.
El Camporee Nacional, hizo que pudiéramos conocer nuestras debilidades y fortalezas, y tener la experiencia de compartir con quien fue durante muchos años nuestro líder máximo, a nivel sudamericano, el Pr. José María Barbosa, una experiencia enriquecedora para aquellos que no habían tenido el placer de estar con él.
Luego de haber tenido una gran cantidad de conquistadores, los Zorros de Las Condes pierden a un número importante de jóvenes líderes, producto de sus responsabilidades universitarias. Sin embargo, a pesar de estar débiles de gente, pero fuertes de espíritu, nos preparamos para enfrentar las siguientes tareas. Una convención en el parque O`Higgins en el año 2002 y un campamento en Olmué a fin de año donde se realizó una hermosa Santa Cena. Durante el año 2003 seguimos participando en las actividades y es en la convención de La Herradura donde se destacó. la presencia de nuevos líderes que poco a poco van tomando protagonismo la dirección del club. Sin embargo, suena en el aire un extranjero desafío, que nos llama desde la distancia a prepararnos y poner nuestro mayor esfuerzo.
Luego de 10 años desde el Camporee Sudamericano de Conquistadores todo está preparado para el año 2005.
La ciudad de Santa Helena, a 120km de Foz de Iguazú, ya se acondiciona para la tercera cita de los conquistadores en Sudamérica. Sin embargo, para llegar a este evento debemos lograr obtener un cupo dentro de los clubes nacionales. Es así como a través, de convenciones y camporee obtuvimos los 45 cupos que necesitábamos para llegar a Santa Helena.
El Camporee se llevó a cabo desde el 11 – 16 de enero del 2005. Fue una hermosa oportunidad que nos hizo conocer a gente de otros lugares. Tuvimos momentos de alegría por haber obtenido buenos resultados y momentos difíciles, los cuales nos llevaron a crecer tanto de forma individual como a los jóvenes líderes que se estaban desarrollando.
De vuelta en Chile gran cantidad de conquistadores que habían participado en el camporee deciden abandonar el club. De los 45 que habíamos ido quedamos alrededor de 20. Fue un año de introspección del club, que culmina, dentro de otras cosas, con la salida de director Fernando Aliste a fines de ese año por motivos personales. La junta elige a un nuevo director, de momento provisorio, Mario Muñoz Rojas, de tan solo 21 años.
Parte el año 2007 con nueva directiva: Mario Muñoz como director, Ximena Prat como Subdirectora, Danissa Muñoz y Carlos Alfaro como directores asociados. Ha ocurrido un cambio importante y por primera vez el Club Zorros de Las Condes tiene como fuerte a conquistadores menores de 15 años.
El Club nuevamente se reintegra en todas las actividades de la asociación, como en antaño, haciendo sonar cada vez más fuerte su nombre dentro de la asociación metropolitana. Además, se realiza un hermoso campamento de invierno en Olmué, y varias salidas con los conquistadores, las cuales fueron muy motivantes para todos.
Corre el año 2008 y el Club ha ido aumentando en número. De los 17 conquistadores que partieron en el año 2007 hoy somos 32, contando con 7 líderes y todo el resto menores de 15 años dispuestos a participar con todo por los Zorros. Nos sentimos enormemente agradecidos por esta oportunidad de poder llevar niños a los pies de Cristo, de poder enseñar y trasmitir las cosas que nos han enseñado los que fueron nuestros líderes. Pedimos a Dios cada día que guíe las actividades del club, que bendiga a cada uno de sus participantes y que nos ayude a prepararnos para el tiempo del fin.
Durante el año 2008 tuvimos la oportunidad de participar en el camporee metropolitano “Vivo por Jesús”, el cual se realizó en Picarquín. Fue el primer Camporee para esta nueva generación de conquistadores que estaba creciendo, donde los nuevos líderes pudieron reforzar mucho más sus conocimientos y saber cómo guiar al grupo.
También durante ese año participamos en la convención metropolitana de ese año, y tuvimos nuestro usual campamento de invierno que realizamos todos los años, el cual se realizó en la cava de un miembro de la iglesia, en la ciudad de Graneros, ubicada en la sexta región. Durante ese campamento pudimos enseñarle a la nueva generación diversas actividades, como fogatas, nudos, y manejo y uso del hacha.
Entre las actividades misioneras realizadas durante este año, entregamos el libro “Viva con esperanza” a personas que encontrábamos en las calles, repartiéndolos por los autos y entregándolos de puerta en puerta y de casa en casa. También realizamos una visita al hogar de ancianos, donde el coro Juvenil tuvo una parte especial y nos acompañó. El coro Juvenil fue un coro que se creó en la escuela sabática de primarios de nuestra iglesia, en el cual participaban varios de nuestros líderes y de nuestros conquistadores.
Para finalizar, este fue un año bastante bendecido por Dios, pues se realizaron numerosos bautismos de muchos de nuestros miembros, algunos de los cuales se convertirían en importantes líderes para el Club en sus siguientes años.
Se realizó el Camporee Nacional “Valor para vencer” el año 2009, en el cual nuestros conquistadores ya se encontraban más experimentados y con mejores conocimientos. Este año fue el último periodo de Mario Muñoz como Director de los Zorros de las Condes.
Nuestro campamento de invierno se realiza en unas cabañas en la ciudad de Callejones, lugar donde, posteriormente, hemos regresado muchas veces.
Comienza el año 2010, y asume una nueva directiva del club, siendo Felipe Cornejo el nuevo director, el subdirector Gonzalo Fernández. Una de las labores destacadas durante este periodo, fue el surgimiento de nuevos líderes, puesto que muchos líderes antiguos fueron dejando el club, por motivos universitarios, personales, etc. Nace una nueva generación de líderes, teniendo entre sus miembros a Joaquín C., Nashira T., Adrían P., Israel F., entre otros.

Realizamos un campamento de verano a una zona de camping en la ciudad de Rengo, y un campamento de invierno en unas cabañas en Farellones, además de un campamento en Pirque de celebración del Día del Conquistador.
Seguimos participando en las actividades de la Asociación Metropolitana, y asistimos a la convención del Año 2010, donde nuestra unidad “Phoenix” es nombrada “Unidad Bicentenario”, además de sacar el 3er lugar en el concurso de Giros y Marchas a nivel metropolitano.
Nuestros líderes también asisten al primer campamento de Líderes y Guías Mayores organizado por la Asociación, el cual se realizó en Picarquín, en 2010.
Comienzo del 2011 con la misma directiva que teníamos el 2010. El año comienza con un Camporee Metropolitano en Picarquín, “Daniel, amigo de Dios”, donde gracias a nuestro esfuerzo durante las diferentes actividades, nuestro club pudo sacar las 5 estrellas. Fue una muy grata sorpresa, pero sentíamos que nos lo merecíamos. Fue una muy buena manera de despedir un año tan bueno como había sido el 2010, para comenzar con el 2011.
Después, al igual como lo hicimos durante el año 2010, nos fuimos a Pirque a celebrar el día del conquistador, con un campamento de un fin de semana, para poder celebrar esta fecha tan importante para nosotros.
Finalmente, participamos también en la Convención que se realizó ese año “Unidad a Prueba de Fuego”, donde durante un fin de semana se buscaba reforzar los lazos de las distintas unidades gracias a diferentes actividades.
Comenzamos el año 2012 con cambios en la directiva, siendo Tomas Labbé nuestro nuevo director, Israel Fernández nuestro subdirector, y Nashira Torres como directora asociada.
Comenzamos este año con diversas actividades, participando en eventos comunitarios, celebrando para la comunidad del Apumanque el día de la madre y realizando una actividad con nuestros conquistadores y sus padres para el día del padre.
Realizamos un campamento de invierno en una cabaña en Bollenar, y pudimos observar con mucho gozo que nuestro club creció bastante ese año, pues se demostró en cuantas personas fuimos al campamento.
Ese mismo año participamos en una Convención de Conquistadores, donde nos mandamos a confeccionar nuestra nueva polera: azul con una franja negra.
También desarrollamos más lazos con diferentes clubs y con la Asociación, lo que permitió que nuestros líderes comenzaran a ser llamados a participar como staff en actividades metropolitanas.
También realizamos un campamento de líderes de nuestro club en la cuesta Ibacache, a los cuales asistieron los mayores de 15 años de nuestro club, especialmente a los que querían ser formados como futuros consejeros y sub consejeros de unidades.
Finalmente, participamos en la Convención de Líderes “1+ para Jesús “de la Asociación.
Asistimos como club al Camporee Metropolitano “En las huellas del Santuario”. Lamentablemente, nuestro club sufrió un grave accidente en ese campamento, dejando a una de nuestras pequeñas conquistadoras, Sophia Rodríguez accidentada con un corte profundo en la pierna.
Esa fue una experiencia bastante fuerte para el club, pero supimos reponernos de ella y sacar lo mejor que podíamos. Gracias a esta experiencia, un líder experimentado del Club de Conquistadores, Patricio Arellano, quien es enfermero, decidió juntar a los líderes más antiguos del club para conformar el grupo PAAZ. Las siglas significaban “Primeros Auxilios Avanzados Zorros”. Este grupo fue integrado por los líderes de nuestro club: Patricio Arellano, Mario Muñoz, Felipe Cornejo, Gonzalo Fernández, Israel Fernández, Joaquín Cornejo, Arielle Cornejo, Natalia Farías, Darío Ponce, Nashira Torres y Dominic Abarca.
A pesar de la difícil experiencia vivida durante ese camporee, el club logra sacar nuevamente las 5 estrellas, logrando el sueño de poder participar nuevamente en un camporee sudamericano, obteniendo 45 cupos, los cuales eran la máxima cantidad.
Lamentablemente, por problemas administrativos que se desarrollaron dentro de la directiva del club se perdió los cupos para el sudamericano. En Julio del año 2013, Tomás Labbé renuncia, asumiendo nuevamente Felipe Cornejo, manteniéndose en sus antiguos cargos Israel y Nashira.
Comienza el año 2014, manteniéndose la directiva de Felipe Cornejo. Como el club no pudo asistir a Brasil para el sudamericano, los líderes de los Zorros comenzaron a moverse para que pudiéramos tener un buen campamento de verano. De esta manera, pudimos encontrar un lugar en el parque Huerquehue, en Pucón, donde tuvimos un gran campamento de verano.
También asistimos al campamento zonal “Uno más uno para Jesús”, el cual se realizó del 1 al 4 de mayo, en Lonquén, donde compartimos con otros clubs distintas experiencias, además de una hermosa y emotiva santa cena. También, como club, realizamos un paseo a las aguas de San Ramón.
En Julio, la Directiva cumplió con su año correspondiente, así que se asumió una nueva directiva: Israel Fernández era el nuevo Director, Darío Ponce era el Subdirector y Nashira Torres la Directora Asociada.
Realizamos nuestro campamento de invierno en Graneros, lugar al cual ya habíamos asistido.
El año 2015 sin dudas ha sido un año con un gran número de actividades como Club, pues es importante destacar que la generación de líderes presentes de hoy son los mismos que llegaron a nuestro club el año 2007. Hemos llegado a constituir una verdadera familia, la cual ha pasado por altos y bajos, y, aun así, el club sigue creciendo.